EL DÍA EN QUE EDA MURIÓ

Este episodio tiene contenido que puede afectar la sensibilidad de algunas personas. Recuerda, no estás solo (a) siempre busca ayuda.

– ¿Usted es la Srta. Grant? – fue lo que escuchó Deva al abrir la puerta de su casa; eran las 2 de la mañana y estaba lloviendo intensamente en Oasis Spring desde hace días – Sí, soy yo ¿algo malo ha pasado Oficial? – Deva lo sabía, ningún policía toca la puerta de una casa a esa hora para dar buenas noticias. Decenas de escenarios pasaron por su cabeza, tal vez era Josh, su novio, hace días que había salido a un viaje de negocios y tal vez ocurrió un accidente y está en el hospital o peor, está muerto, o tal vez su hermana se metió en problemas otra vez y no se podía comunicar con ella y por eso el oficial vino a buscarla, o tal vez tuvo un accidente, aunque tal vez existe la posibilidad de que sea Fabiana, su mejor amiga quien esté en problemas, todo eso lo pensó en una fracción de segundos, sin embargo, sus pensamientos fueron interrumpidos por el oficial – ¿Es usted la hermana de la Srta Eda Grant? ¡Mierda Eda! ¿Qué hiciste ahora? pensó Deva mientras asentía con la cabeza – ¿A cuál recinto debo buscarla? Déjame buscar mi cartera para ir a pagar la fianza – apresuró a decir, no era la primera vez que Eda se metía en problemas, ni tampoco era la primera vez que un oficial venía de madrugada a la casa para dar malas noticias. Mientras se daba la vuelta para buscar su cartera y aprovechar el viaje en la patrulla hacia el recinto el oficial la interrumpió – Lo siento mucho Srta. Grant, su hermana fue encontrada muerta en su apartamento, se cree que cometió un suicidio – Deva se voltió como si aún no pudiera digerir la noticia – ¿Suicidio? No, está equivocado Eda no haría algo así, ella… no… es imposible, no puede ser ella… está equivocado – dijo entrecortada mientras sentía como la humedad y el calor invadía su cuerpo mientras sus manos se ponían cada vez más fría – Lo siento, estamos seguros de que es ella, pero necesitamos que nos acompañe a la morgue para que usted pueda identificarla, o si no quiere, puede pedirle a algún otro familiar que lo haga – ¿Familia? Pensó Deva, pero no pudo pensar en nadie más, porque no había nadie más, Eda era la única familia que le quedaba, sus abuelos habían muerto hace más de 15 años, y sus padres murieron hace 5 años en un accidente de carro, por lo que sólo eran ella y Eda, nadie más – No tengo a nadie más – pensó en Josh pero él estaba de viaje, y las cosas no andaban bien entre ellos dos desde hace meses y no quería lidiar con eso ahora mismo – Entiendo – dijo el oficial – Entonces tendrá que ser usted Srta. Grant, de verdad lo siento, pero para poder cerrar el caso y hacerle entrega del cuerpo de su hermana tiene que identificarla, yo la puedo llevar ahora mismo, así no tiene que conducir en estas condiciones ¿le parece? – Deva sólo asintió – Muy bien, si quiere la espero aquí mientras se viste –.

Deva dejó la puerta abierta de la casa mientras subía nuevamente a su habitación, no pensaba en nada, no sentía nada, era como si sus sentimientos se hubiesen paralizado. Buscó un abrigo, se recogió el cabello, se puso sus zapatos y bajó nuevamente, pensó por un instante que podría ser una pesadilla y que al bajar nuevamente no vería al oficial ahí y despertaría, pero no fue así, el oficial aún estaba parado en la puerta, tomó las llaves y su cartera.

El oficial caminó detrás de Deva sosteniendo un paraguas para que ella no se mojara, y le abrió la puerta trasera de la patrulla, cuando Deva se montó pensó que era un pesadilla y que se despertaría en el momento en que el oficial se subiera al auto, pero no pasó nada. El auto comenzó a andar en la oscuridad lluviosa de Oasis Spring.

– Es una pesadilla, es una pesadilla, ¡Vamos Deva! Despiértate – murmuraba mientras veía por la ventana como la lluvia se hacía más densa. Luego de andar 20 minutos llegó a la oficina del forense, el oficial la acompañó a la recepción para proceder con el papeleo mientras ella esperaba pacientemente en los bancos de la sala de espera – Es una pesadilla, es una pesadilla, ¡Vamos Deva! Despiértate – seguía murmurando mientras veía como las pocas personas detrás de recepción chequeaban la información, luego de 10 minutos una puerta se abrió y salió un hombre de mediana edad con claras ojeras que predominaban debajo de sus ojos y este vestía una bata blanca en la cual tenía grabada la palabra forense Srta. Grant, por favor acompáñeme – Deva se paró inmediatamente y pensó que era un pesadilla y que se despertaría en el momento en el que cruzara la puerta, pero no pasó, seguía caminando hacia el final del pasillo.

El forense se paró de pronto y Deva también lo hizo – Srta. Grant, necesitamos que nos ayude a identificar a la mujer que se encuentra en el pabellón, creemos que es su hermana, pero es importante que usted lo confirme, sé que no es fácil, pero voy a estar ahí con usted, por favor, intente verla bien, no verá nada desagradable, se lo prometo, se ve como si estuviese dormida, piense en eso, piense que está dormida, eso lo hará más fácil – Deva sólo asintió. Luego de verla por unos segudos, el forense se dio la vuelta y entró al pabellón y detrás de él entró ella.

Al entrar al pabellón Deva tuvo que cerrar sus ojos rápidamente porque la luz era brillante, luego de abrirlos sintió frío, mucho más frío de lo que hacía afuera, vio que la habitación era grande, al final había un escritorio, supuso que era del forense y en las paredes habían grandes puertas cuadradas de metal, pensó que era un lugar tranquilo para trabajar, pero inmediatamente su mirada se desvió al centro de esa habitación, había una camilla y encima de ella se podía ver la forma de una persona debajo de una sábana blanca – Srta. Grant, acérquese – dijo el forense con un tono mucho más suave. Deva se acercó lentamente – Es una pesadilla, es una pesadilla, ¡Vamos Deva! Despiértate – murmuraba mientras se acercaba – Si quiere puede acercarse más, sino, creo que así será suficiente, ahora, sólo voy a descubrir hasta su cuello, recuerde que puede verla el tiempo que necesita para estar segura, yo estaré aquí o puede pedirme que la cubra – Deva sólo asintió.

La sábana se fue levantando poco a poco y parecía que el forense lo hacía en cámara lenta. Lo primero que vio fueron destellos de cabellos rojos, ondulados como los de ella, mientras la sábana seguía bajando vio unas líneas de expresión en la frente, las mismas que ella tenía y que su padre también tenía. Luego vio sus ojos cerrados, su nariz, su lunar, su boca, se vio ella misma acostada en esa camilla. Deva sentía que le faltaba el aire, sentía un dolor en el pecho, como si su corazón se estuviese rompiendo, el forense vio como la expresión de ella pasó de estar tranquila a expresar un dolor extremo y decidió subir nuevamente la sábana pero Deva lo interrumpió – NO POR FAVOR, NO LO HAGA –.

Deva no podía creer lo que estaba viendo, tenía que ser una pesadilla, pensaba mientras estiraba su mano para tocar el rostro de Eda, pero lo que sintió fue real. La piel de su gemela estaba fría, pero podía sentirla, sabía que era ella, la persona que nació con ella, con la que creció, con la que había peleado durante toda su adolescencia, la que secaba sus lágrimas cuando fracasaba, era ella – Eda… ¿qué hiciste? – decía llorando. El forense al ver que Deva se acercaba más, él se elejaba para darle espacio – ¿por qué no me dijiste que estabas sufriendo? Yo te hubiese ayudado, yo hubiese estado ahí contigo, y si no hubiése podido ayudarte, lo hubiésemos hecho juntas – le decía en voz baja mientras le acariciba el cabello – ¿Cómo lo hizo? – preguntó Deva al forense – se cortó las muñecas – contestó – ¿puedo verlas? – el forense por un instante pensó en decirle que no, pero al ver que Deva aunque estaba llorando estaba calmada le dijo que sí.

Deva levantó el brazo de su hermana y vio las cortadas, las besó, y bajó de nuevo su brazo y lo acomodó de la misma forma en que lo hacía cuando ella dormía en su cama luego de una noche de borrachera. – ¿Sufrió? – volvió a preguntar – No, cuando una persona pierde sangre de la forma en que lo hizo tu hermana sólo siente sueño, y se quedan como… coomo dormidos es la mejor definición, así que no, no sufrió – Deva sintió un poco de alivio, pero aún no lo podía comprender – Su hermana dejó una nota, creo que la tiene el oficial encargado del caso, podrías perdísela – Deva sólo asintió. Luego de 20 minutos Deva besó la frente de su hermana, le dio las gracias al Forense y salió del pabellón, mientras caminaba sentía como sus piernas temblaban. Con cada paso que daba sentía que su corazón se rompía más y más.

Al llegar a la puerta vio al oficial sentado en la sala de espera, este se paró y fue hacia ella, la tomó por un brazo y la ayudó a sentarse, buscó agua y se la dio. Luego de unos minutos le entregó un sobre el cual contenía la nota que había dejado Eda, decidió no leerla en ese momento.

Pasó varias horas firmando papeles, hablando con la policía, hablando con la funeraria para el traslado, hasta que se había hecho de día. El oficial que la llevó a la morgue la llevó nuevamente a su casa y le dio su tarjeta en caso de que necesitase algo más.

Al cruzar la puerta sintió el golpe de realidad. Eda, su hermana gemela había muerto, ahora sí estaba sola, completamente sola. Se tiró al piso a llorar y sentía que con cada grito de llanto se le iba la vida. Lloró como jamás había llorado, y lloró hasta que se durmió.

Se despertó con el sonido de su teléfono, buscó en su abrigo y vio que era Josh, su novio.

– ¿Aló? –

– Tengo más de 20 minutos llamándote ¿y así quieres que arreglemos esta relación?

– Josh no quiero pelear, hoy no –

– Ahora eres tú quien no quiere pelear, ¡Eres increíble! Pero cuando yo te digo que no quiero pelear, sigues y sigues y sigues hasta agotarme, y ahora que hago un esfuerzo no me contestas el teléfono y ¿me dices que no quieres pelear? ¿Por qué no me querías contestar el teléfono? ¿Acaso ya estás con otro?-

– No estoy con nadie Josh, estoy en la casa, creo que me desmayé –

– Sí claro, ahora te vas a desmayar ¡Qué conveniente! Dime la verdad ¿me estás engañando? –

– No Josh –

– No te creo –

– ¿SABES QUÉ? PIENSA LO QUE TE DÉ LA MALDITA GANA, ME DESMAYÉ PORQUE EN LA MADRUGADA VINO UN OFICIAL A LLEVARME A LA MORGUE PORQUE TENÍA QUE IDENTIFICAR EL CUERPO DE EDA, MI HERMANA GEMELA SE MATÓ JOSH, POR ESO ME DESMAYÉ ¿CONTENTÓ? –

Silencio

– ¿ALÓ? ¿JOSH? ¿ALOOOOÓ?

Deva cortó la llamada mientras se paraba, fue a la cocina a tomar un vaso de agua y luego de terminar decidió tomar un baño caliente, mientras iba camino hacia las escaleras vio el sobre que el oficial le dio; era blanco y se leía PARA DEVA con la letra de su hermana. Se sentó en los escalones de la escalara y abrió el sobre. Antes de leer la carta respiró profundo para armarse de valor.

De pronto suena una alarma y Deva se para de las escaleras y busca desesperadamente su teléfono, al abrir los ojos se da cuenta que esta soñando con el día en que perdió a su hermana. La almohada está empapada de lágrimas, extiende la mano y busca en la mesa de noche la carta que le dejó su hermana, la vuelve a leer, y vuelve a llorar.

Luego de unos minutos se para, se limpia las lágrimas y decide ir a correr. Mañana comenzaría las clases y no era el momento de estar triste – llórame unos días pero luego sigue adelante – dijo, las mismas palabras que su hermana escribió en su carta.

Recursos internacionales de prevención del suicidio

Estados Unidos

National Suicide Prevention Lifeline
http://www.suicidepreventionlifeline.org
Teléfono: 1 800 273 TALK (8255)

Consejo Ciudadano
http://consejociudadanomx.org
Teléfono: 55 5533-5533

Instituto Hispanoamericano de Suicidologia, A.C
Teléfono: +5255 46313300
Correo electrónico: info@suicidiologia.com.mx

Teléfono de la Esperanza
http://telefonodelaesperanza.org
Teléfono: 902500002

5 Personas Adoran este Webtoon

Comparte en tus Redes Sociales

Logo de WebtoonSims
Volver a la Página de Inicio

8 comentarios

  1. Me has puesto la piel de gallina cn este episodio. Pobre Eda, morirse así por no ser capaz de superar la muerte de sus padres.

    1. Fueron muchas cosas las que lamentablemente la llevaron a tomar esa decisión, poco a poco Deva lo irá descubriendo, pero la muerte de sus padres fue la principal razón.

  2. Ains lo que he llorado 😭♥️ deva sola en el mundo sin su familia pero debe seguir adelante y descubrir que le paso a su hermana con lo de sus padres y habría más cosas que le haría mucho daño , que duro…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.